miércoles, 15 de junio de 2011

Se los tragó el mar


"Hoy voy a entrar en el agua", dijo Boubu a su hermano. Pero nadie sabe si llegó, no hay noticias de él. Es un afortunado porque tiene familiares que le buscan. Pero no sabemos cuántas pateras han desaparecido en el mar sin que las autoridades tuvieran conocimiento de ello.

En los cinco primeros meses de 2011 murieron 1.820 inmigrantes en el mediterráneo cuando intentaban alcanzar las costas de Europa desde África. La mayor parte de esas personas procedían de Túnez y Libia y se dirigían a Italia.

Según informa la Agencia FIDES, se trata de hombres, mujeres y niños que huyen de la guerra, de graves violaciones de los derechos humanos y de persecuciones "y en vez de encontrar un lugar seguro, encuentran la muerte". Hoy mismo han llegado a Lampedusa 19 tunecinos que habían cargado una oveja a bordo para alimentar a un bebé durante el viaje. Sólo en un día desembarcaron en la isla 290 inmigrantes, después de que el sábado llegaran siete barcazas con más de 1.500 indocumentados a bordo procedentes del norte de África.

El SIVE (Sistema Integral de Vigilancia Exterior) no han conseguido frenar el deseo de cientos de personas de alcanzar "la tierra prometida". Las medidas policiales sólo sirven para tranquilizar las conciencias de un lado mientras que en el otro se sigue soñando con la igualdad de oportunidades.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter