domingo, 10 de julio de 2011

El primer golpe de Estado de Mauritania

Moktar Ould Daddah
Tal día como hoy en 1978 tuvo lugar el golpe militar en Mauritania contra el primer presidente tras la independencia de Francia: Moktar Ould Daddah. Cuatro golpes de Estado más ha habido desde entonces. El último, el que llevó al poder al actual presidente.

Old Daddah fue el primer mauritano en conseguir una licenciatura universitaria. Su carácter de "hombre de consenso", bastante necesario en un país habitado por árabes blancos, árabes negros y negros de diferentes etnias como los wolof o los soninke, le valió el puesto de presidente interino en el proceso de independencia, cargo que confirmó en las primeras elecciones tras la etapa colonial que se celebraron el 20 de agosto de 1961.

Pero una vez en el gobierno, sus políticas cambiaron bastante. Estuvo en el poder dieciocho años, que ya son años, gracias a que en 1964, transformó su partido en un partido único y se enfrentó a tres elecciones sin oposición. Sin embargo, tras el golpe de Estado del 10 de julio tampoco se autorizó la formación de nuevos partidos políticos hasta 1991. Entonces, ¿qué se pretendía con su derrocamiento? Pues tuvo que ver con el Sáhara Occidental.

El gobierno de Mauritania había expresado su intención de anexionarse una parte del territorio. Una gran parte de la población de árabes mauritanos estaban relacionados con los saharauis de manera que, no sólo apoyaban las demandas independentistas del Frente Polisario, sino que muchos de ellos cruzaron la frontera para luchar contra Mauritania. El enfrentamiento empezaba a tomar cada vez una dimensión mayor y fue necesario reclutar a negros del sur como soldados, pero estos entendían que no era su guerra y que en caso de ganarla sólo conseguirían añadir más árabes a la población mauritana. La gota que colmó el vaso fueron los ataques del Polisario a las minas de hierro de Zouérat, el principal recurso de la economía nacional.

Un grupo de militares apresaron a Ould Daddah y renunciaron en nombre de Mauritania a las pretensiones sobre el Sáhara. De la cárcel, el presidente derrocado sólo pudo exiliarse en Francia, donde murió más de veinte años después, al poco de recibir permiso para regresar a su país. Volvió a Mauritania sólo para ser enterrado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter