viernes, 22 de julio de 2011

¿Sabías que 780.000 niños somalís morirán de hambre en los próximos días?

Así de dura es la realidad. Y más duro es saber que, como decía Kofi Annann: El mundo tiene suficiente comida. Lo que le falta al mundo es la voluntad política para asegurar que toda la gente tenga acceso a esta abundancia, que toda la gente disfrute de la seguridad alimentaria.

Han tenido que venir esta semana, ACNUR, la ONU y UNICEF a decirnos algo que casi no sabíamos: que en el cuerno de África la situación es crítica y que la sequía ha multiplicado el alcance de la hambruna hasta los niveles de 1992. La noticia no ha sido portada en todos los medios de comunicación porque
, como bien han señalado en el blog 3.500 millones ha coincidido con la dimisión de Francisco Camps. A la hora en que escribo se lleva la atención los atentados en Noruega. Y aunque hubieran salido en primera plana, ¿no creéis que nos hemos acostumbrado un poco a escuchar estos titulares?

¿Y qué hace la Comunidad Internacional? 
Naciones Unidas ha solicitado a sus miembros 1.900 millones de dólares para ayudar a Etiopía, Kenia y Somalia, pero de esa cantidad solo se ha financiado hasta la fecha menos de la mitad. Aún cuando se consiga, ¿sirve de algo hacer llegar cantidades ingentes de comida a la población de Somalia, Etiopía o Kenia después de años de desnutrición? ¿Sirve de ayuda al desarrollo del país o a su estabilización política? Me da pena pensar que más bien sirve para alimentar a nuestra conciencia.

¿Y qué haces tú?
En Twitter se han promovido algunos Trending Topic como #vergonzantehambruna o #ayudaAfrica. Unicef y otras ONGs recuerdan que es un buen momento para hacer donaciones. Rascarse el bolsillo de vez en cuando no está mal. Pero sobre todo, piensa que hacen falta más actores que espectadores.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter