jueves, 10 de mayo de 2012

Argelia celebra elecciones, los argelinos miran para otro lado

A pesar de los múltiples llamamientos a las urnas por parte del gobierno de Bouteflika, sólo un 42,9% de los argelinos habría acudido a votar para elegir la próxima Asamblea legislativa según los primeros datos. El Gobierno necesita verse legitimado después de ver cómo la primavera árabe terminaba con los sistemas de los países vecinos. Al igual que Mohamed V, que realizó una huida hacia delante llevando a cabo voluntariamente las "reformas" oportunas para calmar al pueblo marroquí, la táctica de Bouteflika ha sido: "vengan todos a las urnas y así demostraremos a quien quiera meter las narices en Argelia que somos un país modelo".

Tanto es así, que el Gobierno ha autorizado la concurrencia de 21 nuevos partidos políticos y ha incorporado una cuota de entre un 20 y un 50% de mujeres en el Parlamento. Sin duda, una bella imagen de Argelia.

Este era el reparto de escaños tras los últimos comicios:


http://www.uam.es/otroscentros/TEIM/observatorio/Argelia/noticias_electorales_Argelia.htm

¿Quienes son los actores de estas novenas elecciones legislativas en Argelia?

  • Los más de 21 millones de argelinos, de los cuales un 57% ha encontrado mejores cosas que hacer en esta jornada de jueves, sólo se ha superado por por siete puntos el peor resultado de la historia del país. O hay poca voluntad de cambio en Argelia o hay mucha desconfianza hacia la clase política. La prensa local constata que hay pocos jóvenes entre los votantes.
  • El antiguo partido único, el Frente de Liberación Nacional (FLN), lleva medio siglo gobernando, en los últimos años de la mano de un partido escindido de sí mismo el Reagrupamiento Nacional Democrático(RND) al cual pertenece el actual primer ministro Ahmed Ouyahia.
  • La coalición islamista moderada Alianza Verde, recientemente creada fruto de la unión de tres de los partidos islamistas moderados. Una gran parte de los expertos se ha inclinado por un importante avance de esta formación. 

Mirando a futuro

Este julio se cumplirá el 50 aniversario de la independencia de Francia. Bouteflika quiere celebrarlo por todo lo alto, pero no podrá evitar algunas cuestiones que quedan pendientes.
  • ¿Soportarán los jóvenes las elevadas tasas de paro y corrupción que destaparon las Primaveras Árabes?
  • ¿Se conseguirá equilibrar una economía aún demasiado dependiente de los hidrocarburos?
  • ¿Cómo se concilia que un tercio de la población viva por debajo del umbral de la pobreza en un país con un Índice de Desarrollo Humano sólo superado en el continente africano por Seychelles, Mauricio y Libia?
  • ¿Serán suficientes las reformas que propone el Gobierno?
  • ¿Volverá a levantarse la reivindicativa región de Cabilia?
Probablemente, Bouteflika piense menos en estas preguntas, que en las presidenciales de 2014.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter