jueves, 17 de mayo de 2012

Cine y África I: Hijos de las nubes

Tengo más de una decena de borradores sobre películas antiguas para esta sección Cine y África, pero ha sido un estreno el que me ha impulsado a comenzarla ya de una vez: Hijos de las nubes.

Hijos de las nubes. La útima colonia.


Anoche fue el estreno de este documental dirigido por Álvaro Longoria con Javier Bardem en la producción. Afirmaban que su intención no era más que poner su granito de arena en una situación de tanta injusticia. Desde luego que el documental lo consigue. Se trata de una serie de entrevistas sobre la situación actual del Sáhara Occidental aderezada con el making of del propio documental, imágenes de archivo de los años setenta y ochenta y animaciones de Aleix Saló, el autor de Españistán y Simiocracia. Cuatro ingredientes que consiguen la mezcla perfecta.

"Os prometo que os protegeremos hasta la última gota de sangre", dijo el general Salazar, gobernador de la provincia del Sáhara durante la Marcha Verde, a los ciudadanos que observaban los intentos de Marruecos de extender su territorio. Los saharauis confiaron. Los 226.000 kilómetros cuadrados del desierto del Sáhara bajo soberanía nacional española eran parte de la barrera estratégica que permitía la defensa de las islas Canarias. Pero no imaginaron que finalmente el gobierno español pondría pies en polvorosa y les dejaría solos frente al rey alaui Hassan II quien había dicho "Si atacan la marcha, los comeremos".

Hijos de las nubes plantea la complicada existencia de los saharauis en el sXXI, tanto los que han quedado dentro de las fronteras marroquíes, sufriendo discriminación y torturas, como los que llevan décadas viviendo en campamentos en el desierto, dependiendo íntegramente de la cooperación internacional y de la solidaridad. La distancia que les separa está cuajada de diez millones de minas antipersona.

La impresión de que se ha llegado a un callejón sin salida se repite una y otra vez, máxime cuando la MINURSO (la misión de la ONU en el Sáhara)e s la única misión de la ONU que no tiene competencias para velar por los derechos humanos. Diplomáticos, políticos, responsables de la MINURSO, sociólogos y periodistas han expresado frente a la cámara de Álvaro Longoria sus opiniones sobre este conflicto y su fin. En algunos de los casos consideran que no se debe dar ningún paso, en otros que seguir igual no es la salida.

El impulso de la comunidad internacional formará parte sin duda de la solución, pero el equipo del documental ha constatado que hablar de este asunto es complicado. Las puertas se cierran, las entrevistas se cancelan... ¿Es tal la indiferencia que sentimos hacia el más de medio millón de personas que sufren por este conflicto? ¿Nos da igual que generaciones enteras hayan nacido en una tienda rodeada de arena y sin expectativas?

Si podéis id a verlo este fin de semana pero, más aún, no seáis indiferentes. Si te ayuda a ponerte en marcha, aquí tienes el trailer.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter