jueves, 9 de agosto de 2012

Los islamistas se afianzan con el control en el norte Mali

A inicios de esta semana conocimos a través de los medios de comunicación que un grupo de jóvenes habían conseguido evitar que los islamistas cortaran la mano a un supuesto ladrón en la ciudad de Gao. Así es la brutal condena que, según la sharia, corresponde a un ladrón. Los jóvenes de esta ciudad al noreste del país consiguieron ser más fuertes. Una pequeña batalla ganada.

Sin embargo ha sido sólo por unos días. En Ansongo, a unos 100 kilómetros al sur de Gao, la población no ha conseguido imponerse a la milicia islamista y se ha llevado a cabo la primera amputación en la región. La población fue obligada a asistir a la mutilación del hombre al que se acusaba de ser un ladrón de motos. Las agencias de noticias reportan el triste suceso y lo acompañan de la imagen de la mano cortada junto al cuchillo y un pequeño Corán. Lo peor de todo son las declaraciones de un responsable islamista de Ansongo, Mohamed Uld Abdin, "es una decisión de Dios" y "en unos días, vamos a hacer lo mismo en Gao. Nadie puede impedírnoslo". Escalofriante.

Instantánea de la ciudad de Gao y su bella mezquita

Es el primer caso de amputación que llega a la región y la carta de presentación del Movimiento por la Unidad y el Yihad Islámico en África Occidental (Mujao). Otro movimiento islamista radical Ansar Dine (Defensores del Islam) ya había procedido el 29 de julio a la lapidación (muerte a pedradas) de una pareja que convivía y tenía hijos sin estar casada en la localidad de Aguelhok. Estos hechos acentuarán aún más el éxodo a Mauritania que se está produciendo entre la población, golpeada por la dureza del Sahel y aterrorizada por las atrocidades de los radicales.

Intervención militar ¿inevitable?

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) asegura estar lista para enviar una fuerza de 3.000 hombres a Malí, a condición de que las autoridades de Bamako lo soliciten formalmente y de que la misión cuente con un mandato de la ONU. Sin embargo otro de sus países vecinos, Mauritania se ha desmarcado de la intervención internacional y apuesta por la formación de un gobierno fuerte en Mali. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

Aprovecho para difundir esta charla de Jesús Núñez sobre "Conflictos en África, ¿intervención internacional?" que he conocido a través de África es imprescindible.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter