domingo, 19 de agosto de 2012

Premio a la lucha contra el reclutamiento de niños soldado

Esteban Crespo ha recogido hace unas horas el premio al "Mejor cortometraje de habla no hispana" en el Festival Villamayor de Cine para su cortometraje Aquel no era yo. Ganó también el galardón al "Mejor montaje", "Mejor actor" (Gustavo Salmerón), "Mejor Dirección", el premio "Jesús Guzmán" y fue también uno de los más votados por el público. Podéis ver el trailer en este enlace.

Esteban Crespo, director del cortometraje Aquel no era yo
Vaya por delante mi más sincera enhorabuena para un estupendo trabajo, un guión apasionante que sirve para mucho más que pasar un buen rato frente a la pantalla. La intención del director no era sólo eso. Quería sacudir las conciencias para dar a conocer el drama de los niños soldado y hacer un guiño al trabajo de los cooperantes. Si fue interesante la proyección del cortometraje Aquel no era yo en el cine Capitol de Madrid unos días antes de la celebración del Día Internacional de los Niños Soldados, no lo fue menos el coloquio en el que participaron los actores Alejandra Lorente y Gustavo Salmerón y Yolanda Román (Save the Children) y María Calderón (Entreculturas). Lamentablemente en ciertas regiones del mundo es mucho más fácil convertirse (o que te conviertan) en un niño soldado que conseguir recuperar una vida normal después de escapar a esa tortura, por eso es tan grande el mérito de las personas que trabajan en la rehabilitación de estos menores.

Fue especialmente interesante conocer el trabajo de María Calderón en la República Democrática del Congo que aportó algo de luz al final del túnel. A pesar de que es sangrante el dato que nos da Aministía Internacional de que en este momento, más de 250.0000 niños y niñas menores de 18 años participan activamente en conflictos armados en 21 países, la esperanza ilumina otra cifra: en 2010 11.000 niños y niñas soldado han llegado a rehabilitarse. "Lo más duro es volver a ser tú después de lo que has hecho", afirma el protagonista de "Aquel no era yo". ¿Es posible hacer una nueva vida?

Así lo afirmaba Ishmael Beah, quien fue reclutado como niño soldado de los 11 a los 13 años en Sierra Leona, consiguió escapar y plasmó sus frustraciones en una biografía estremecedora. Su experiencia ha dado luz a una fundación que lucha para que su historia no se repita en otros menores. Los menores suelen ser reclutados con 11 o 12 años y pasan unos cuatro años alejados de sus familias. ¿Os imagináis la cantidad de miedos que pueden pasar por la cabeza de ese niño una vez liberado? ¿Si sus padres le aceptarán? ¿Si le "perdonarán" todo lo que ha hecho?

Es necesaria una sociedad sensibilizada, indignada con este asunto y que reclame a sus gobiernos que mueva las fichas necesarias para que esta lacra termine y que los responsables no vivan en la impunidad al igual que recientemente la Corte Penal Internacional declaró culpable al ex líder rebelde congolés Thomas Lubanga de reclutar a niños soldado. Catorce años de cárcel por destrozar la vida de cientos quizá miles de niños. Sin comentarios.

Hoy, Unicef ha alertado del reclutamiento de niños soldado en Mali. Los grupos armados del norte del país aprovechan el revuelo provocado tras el golpe de Estado para implantar su propio estado independiente y recurren a los menores como carne de cañón. A la emergencia alimentaria en la región, se suma una crisis de gobierno en el país, con un conflicto armado abierto y la presencia de terrorismo islámico. La historia se repite.

¿Qué podemos hacer desde España? Pedir a nuestro gobierno que asuma sus compromisos en la materia. En abril, la comisión de cooperación al desarrollo del Congreso de los Diputados aprobaba por unanimidad instar al Gobierno a que considere “cuestión prioritaria” de su política el promover tratados y acuerdos que aborden la prevención de los niños soldado y establezca programas de rehabilitación y reintegración de los menores que hayan sido víctimas de reclutamiento para conflictos armados. Una política que debe ir coordinada con la lucha contra el tráfico de armas, tal y como afirmaba uno de los diputados del Partido Popular: “No tendría ningún sentido intentar frenar el uso de niños a grupos armados a los que previamente se les ha vendido armas”.

2 comentarios:

Enhorabuena otra vez por la entrada :) podrìas poner alguna aplicación para compartir tus entradas via facebook?
Saludos!

Hola Bastón, ¿puedes creer que hasta hoy que estoy escribiendo de nuevo sobre Aquel no era yo (y su gran premio Goya) no he visto tu comentario?

Mil perdones y sobre todo muchas gracias por tu cumplido. Sobre la aplicación para compartir las entradas en Facebook pensaba que ya estaba instalado, se puede ver al final de la entrada entre "Publicado por Africalandia" y las etiquetas. En cualquier caso, es poco visible. Trabajaré en ello.

Saludos para ti también!

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter