Palabras inspiradoras: Dalia Mogahed

Personas anónimas están cambiando el mundo con sus palabras y sus acciones del día a día. Vale la pena que escuchemos, poco más de un cuarto de hora, a Dalia Mogahed, esta investigadora y profesora nacida en El Cairo...

Últimos pasos españoles en el Sáhara

Mañana hace 40 años que salieron los últimos soldados españoles de África Occidental, una página de la historia reciente de nuestro país que nunca se ha escrito con tinta definida y en primera plana.

¿Ha nevado alguna vez en el desierto del Sáhara?

Un desierto plagado de dunas de arena, una larga extensión al nivel del mar, un lugar donde es difícil esconderse del Sol y de las temperaturas extremadamente cálidas... Sin duda habrás pensado que es difícil poder ver...

Sorprendería que Rajoy conociera Kenia

Cómo llegar del "África nos importa" a confundir Kenia con Nigeria pasando por "España no es Uganda".

#CineyÁfrica V: Timbuktu, un canto a la libertad y a la resistencia

Ella corre. Se agita. Sus piernas surcan el desierto como salva el delfin las olas del océano. Recurre como el resto de su especie a dar saltos que puedan despistar al depredador. Sólo es una gacela pero se esfuerza en escapar. La persigue un todoterreno con la tristemente famosa bandera negra del Estado Islámico.

Belleza africana 100%

Unas semanas después de publicar el vídeo de 60 segundos sobre un siglo de belleza en una modelo blanca, la agencia Cut ha publicado un nuevo vídeo esta vez sobre una modelo negra.

¿Hablará Fernández Díaz sobre Mohamed Cheikh Ould Mohamed M'Kheitir?

El día de Nochebuena Mohamed Cheikh Ould Mohamed M'Kheitir se desmayó. No le falló la salud: le fallaron las fuerzas. Acababa de escuchar la pena que le aplicaba un tribunal: condena a muerte.

lunes, 27 de mayo de 2013

Cine y África III: Hotel Rwanda

Lo peor de cuando una película relata un drama terrible es cuando se trata de una historia basada en hechos reales. Es el caso de Hotel Rwanda, un intento de Hollywood por acercar el genocidio de Rwanda a nuestras pantallas. 


Paul Rusesabagina es el gerente del hotel de cinco estrellas Mille Collines, un establecimiento de lujo en Kigali, la capital de Ruanda, en un momento crítico para el país. La tensión racial entre hutus y tutsis llega a su culmen alentada por intereses políticos y deriva en un dramático genocidio que explota el día 6 de abril de 1994 tras el asesinato del presidente Juvénal Habyarimana. El resto es historia:

  • Más de 800.000 personas fueron asesinadas en pocos meses. Se cree que las víctimas llegaron al millón.
  • Casi una de cada cuatro mujeres que sobrevivieron al genocidio fue violada. 
  • Se cree que nacieron 5.000 niños fruto de esas violaciones, la mayor parte fueron asesinados.

Esta película es crítica con el papel de los medios de comunicación. Refleja la capacidad de influenciar a la opinión pública que tuvo la radio RTL denominando a los tutsis como cucarachas y animando a la población a exterminarlos. “Hay que talar los árboles altos”.

La presencia de los periodistas internacionales sirve de poco para evitar el conflicto. Mientras unos prefieren quedarse en el hotel y cubrir la información con imágenes de los refugiados que llegan hasta las puertas del establecimiento, otros optan por implicarse hasta el fondo y jugarse la vida para lograr capturar la magnitud de la tragedia. Sin embargo, y a pesar de las esperanzas de Rusesabagina ("Es nuestra única esperanza para que la gente decida intervenir. Cómo no van a intervenir después de ver estas imágenes") el reportero de la BBC lamenta que de poco servirá informar sobre los asesinatos. 


Y así lo reitera el coronel Olivier de la ONU: "Para nosotros sois una mierda. Todo en lo que tú crees, os consideran basura. Para nosotros no valéis nada. No van a quedarse, no van a poner fin a la matanza". Los extranjeros residentes en Ruanda sólo observan desde el autobús que les alejará del conflicto cómo los ruandeses suplican protección. E incluso les graban. Pero de poco sirvió la opinión de la comunidad internacional que se mantuvo al margen. ¿Por qué?

El caos se instala en el país y las organizaciones internacionales miran hacia otro lado. Sí, mientras los ruandeses pensaban que la presencia de cascos azules de la ONU, presentes en el país con motivo de la firma del tratado de paz entre hutus y tutsis, les garantizaría la seguridad, no fue así. Por tanto, además de un drama humano, una cuestión política. Poco más hace falta recordar. Una página de la historia reciente de África Central que aún no ha sido superada, puesto que los juicios a las personas implicadas en el genocidio aún se siguen desarrollando en Arusha (Tanzania) en el Tribunal Penal Internacional para Ruanda.

Curva demográfica de Ruanda 1961 - 2003, el genocidio y sus
consecuencias han marcado profundamente la evolución de la población

Actores consagrados encarnan a los personajes principales: Don Cheadle y Sophie Okonedo interpretan al matrimonio Rusesabagina, Nick Nolte a un oficial de la ONU y Joaquim Phoenix a uno de los reporteros que cubren el conflicto. Ausencia, como en tantas ocasiones, de rostros africanos entre los protagonistas, desconozco si había alguno entre los extras.

Hotel Rwanda se centra en la historia de Paul Rusesabagina cuyo valor y habilidad salvó la vida de 1.268 tutsis que desesperados recurrieron al único hutu en el que confiaban. Un personaje de carne y hueso que teme fundamentalmente por su familia ya que su esposa Tatiana es tutsi y corre peligro. Tras huir de Ruanda, el matrimonio vive en Bélgica desde donde han impulsado la Fundación Rusesabagina.

Paul y Tatiana Rusesabagina en un acto
de la película Hotel Rwanda

Este es el trailer en español, si os interesa no dejéis de verla. 

domingo, 26 de mayo de 2013

Noche madrileña al ritmo de la música africana de Alpha Blondy y Sidy Samb

El concierto África Vive de este año nos ha dejado con muy buen sabor de boca. Gracias a que Casa África ha preparado un cartel de lujo: Sidy Samb y Alpha Blondy.

Dos músicos de estilos diferentes pero que destacan por el sabor africano que le dan a sus canciones. Dos exponentes de la variedad de ritmos y sonidos de un continente que ha dado a luz a los grandes estilos musicales. 

Sidy Samb conoce bien nuestro país (minuto 2:30). Ahora ha vuelto para traernos un sonido más tradicional, alejándose de sus primeros trabajos en solitario en los que fusionaba música africana con flamenco. Su nuevo disco Sunu, en el que aún está trabajando en Dakar, está plagado de ritmos propios de África Occidental como el mbalax acompañados con instrumentos tradicionales como el djembé o el tama

Alguno tuvo más facilidades que otro para
facturar su equipaje en el avión ;)

Sidy Samb sigue profundizando en su carrera como cantante y no sólo percusionista o bailarín. Sus raíces griot son parte de su tarjeta de presentación.

Sidy Samb

El senegalés actuaba como telonero de Alpha Blondy y su actuación puso el listón muy alto al artista marfileño. Hubo tiempo suficiente para mover el esqueleto y dejarnos boquiabiertos con los movimientos africanos. 


Momento para el baile al final del concierto.

Álbum de fotos del concierto de Sidy Samb en África Vive:



Tiene sesenta años y una fuerza envidiable sobre el escenario. La llegada de Alpha Blondy al escenario fue aclamada por un público deseoso de bailar y de corear sus canciones. Acompañado por su banda Solar System vino a regalarnos un gran espectáculo de reggae africano. 

Alpha Blondy interpreta "Jerusalem"

Canciones con casi treinta años combinaron a la perfección con algunos de los temas de su nuevo disco "Mystic power". Es el número diecinueve de su trayectoria musical y en algún momento ha hecho bromas con que ya ha alcanzado la mayoría de edad, que se considera en la mejor etapa de su carrera. A pesar del homenaje a Bob Marley en la canción "J'ai tue le commisaire", se puede decir que Alpha Blondy ha conseguido un sonido diferenciado. Un reggae genuino con un toque de música africana y rock con sección de viento incluída.

Alpha Blondy y la Solar System Band

Uno de los momentos cumbre del concierto fue su denuncia de la utilización de la violencia en nombre de la religión. "No involucres a Allah en tus actos criminales. No involucres a Dios en tus actos de violencia. Mahoma no es un profeta de terrorismo." Así fue la introducción a su tema "Crime spirituel" compuesta poco después del 11-S y que sigue teniendo vigencia a día de hoy tanto por conflictos armados como el de Mali como por el asesinato de un soldado en Londres sólo dos días antes del concierto. Otro de los temas de su nuevo disco que levantaron al publico fue "Hope", que es sin duda toda una inyección de energía.

Alpha Blondy y su banda interpretando "Hope".

Álbum de fotos del concierto de Alpha Blondy en África Vive:

sábado, 25 de mayo de 2013

Alpha Blondy y Sidy Samb mueven Madrid

Anoche Madrid vibró con la música de dos reconocidos artistas africanos.


jueves, 23 de mayo de 2013

Ciberactivismo y redes sociales en África

Para una periodista enamorada de África y que come gracias a su trabajo en redes sociales supone una satisfacción muy especial poder asistir a una mesa redonda como la que celebró Casa África ayer para dar comienzo a los actos de la celebración del día de África. El tema: Ciberactivismo y redes sociales en África. 



Entre el público, el grupo de embajadores africanos en Madrid que previamente habían entregado distinciones a las asociaciones e instituciones que han destacado por su enorme trabajo para el conocimiento de África en la sociedad española. Los ponentes: el reconocido ciberactivista Cheikh Fall, el africanista Antoni Castel y el periodista experto en redes sociales Carlos Bajo, ambos premiados con el IV premio de ensayo de Casa Africa por su trabajo conjunto sobre Redes sociales para el cambio en África.

África es el continente que más cambia y, si bien aún tiene por delante muchos desafíos, también se está revelando como la tierra de las oportunidades. Recordaba el académico Antoni Castel los principios que inspiraron la fundación de la Unión Africana de la que ahora celebramos el 50 aniversario. La motivación que llevó a los dirigentes a ponerse de acuerdo fue la búsqueda de una única voz común para el continente. Una voz que fuera lo suficientemente fuerte para hacer saber cuáles eran las necesidades de los africanos, sus inquietudes y sus decisiones soberanas. Una voz que tuviera la amplitud suficiente para alcanzar allí donde se toman las medidas que después afectan a los ciudadanos, en los centros de poder.

De izquierda a derecha: Cheikh Fall, Antoni Castel,
el embajador de Gabón Simon Wilfrid Ntoutoume Emane,
el director de Casa África Santiago Martínez - Caro y Carlos Bajo

Podríamos decir que a día de hoy no sería necesaria una búsqueda tan vigorosa de una caja de resonancia para hacer oír la voz de lo que quieren expresar los africanos ya que los propios africanos han encontrado su canal para hacerse oir. Y así lo ejemplificaba el periodista Carlos Bajo: "Los periodistas occidentales cuando vamos a África si queremos saber cómo piensan los africanos preguntamos a los misioneros, a los cooperantes, nunca a los ciudadanos africanos". Por suerte, han cambiado las tornas.

Las redes sociales han jugado en este sentido un papel decisivo en numerosos episodios de la historia reciente africana, contradiciendo a aquellos que, como nos recordaba el propio Castel, predijeron que África quedaría fuera de la revolución de las redes sociales, al igual que quedó fuera de la revolución industrial. Por suerte, una apuesta errónea. Tanto en la primavera árabe como en los procesos electorales a lo largo del continente el uso de las nuevas tecnologías al servicio de la información han permitido a la sociedad africana dar pasos en su emancipación.

Senegal y #sunu2012

Merece una especial atención el caso de Senegal en el que los ciudadanos se hicieron protagonistas de la campaña de las últimas elecciones de 2012. Ha sido un lujo contar con la presencia del periodista y bloguero senegales Cheikh Fall. Había síntomas inequívocos de que el ex presidente Abdoulaye Wade estaba haciendo lo posible por mantenerse en el poder, sin embargo la difusión en tiempo real de cada detalle en torno a las elecciones hizo muy difícil cualquier intento de manipular los resultados. Y es que sólo cuando una sociedad que se moviliza es capaz de mantener el poder.

Cheikh Fall primer bloguero senegalés propuesto como
ciberactivista (Netizen) del año 

Si como bien dijo el embajador de Gabón: "nunca fue más fuerte la voluntad de los gobernantes africanos para construir el Estado de Derecho", Cheikh Fall aprovechó para denunciar la expulsión del bloguero chadiano Makaila Nguébla, en lo que desde luego no parece una exaltación de la libertad de prensa. Quien deba tomar nota que lo haga.

sábado, 18 de mayo de 2013

Cine y África II - Memorias de África

I had a farm in Africa at the foot of the Ngong Hills...

Pocas películas se identifican tan fácilmente con sólo una frase. Esta es la que da comienzo a Memorias de África (1985 - ficha en IMDb), una pelicula calificada como de género romántico, que en realidad es mucho más que una historia de amor. La cinta relata la vida de la danesa Karen Blixen en África, inspirada en el libro que la propia Karen publicó en 1937 con el pseudónimo de Isak Dinesen. Un matrimonio por conveniencia con el barón Bror Blixen la lleva al África Oriental Británica (ahora Kenia) en 1913 donde vive una apasionante relación, no sólo con el atractivo cazador Denys Finch Hatton, sino sobre todo con el continente y sus gentes.

Memorias de África fue la película del año en su momento. Se llevó siete Oscars incluidos el de mejor película, director, guión fotografía y banda sonora, gracias a un inolvidable trabajo a cargo de John Barry, fallecido el 30 de enero de 2011. El paisaje es uno de los protagonistas principales de esta película. Los vuelos en avioneta disfrutando de la belleza de la naturaleza en los montes de Kenia.

Pero más allá del romanticismo y de la espléndida fotografía, la película nos traslada a principios del siglo XX, una época en la cual en el continente europeo surge una nueva revolución industrial: mejoras en la red del ferrocarril y su impacto en el traslado de mercancías, el automóvil, el tocadiscos, la avioneta, los cultivos extensivos. Y sobre todo, el sistema colonial. Las potencias europeas deseaban expandirse más allá de sus fronteras, por ello en la Kenia de 1913 ya hacía un siglo que Gran Bretaña había comenzado su penetración en la región que culminó con la proclamación del protectorado en 1895.

Fotograma de la película "Memorias de África"

Karen Blixen fue una mujer independiente que fue cautivada por un continente nuevo. Aprendió mucho de él, también intentó aportar algo a los nativos con los que vivió como Farah al que le cuesta acostumbrarse a servir el agua con guantes. Implantar el modo de vida de la metrópoli entre las gentes de la colonia no era tan sencillo y además Karen lo hace de una manera diferente. Quiere abrir una escuela para los niños de la tribu y además de encontrar la oposición del jefe kikuyu también recibe las críticas de muchos de los ingleses. La superioridad blanca debía mantenerse, claro está. Finalmente el jefe kikuyu levanta su veto para que los jóvenes estudien en la escuela. No ha sido del todo conquistado por las costumbres de la metrópoli: "Ingleses saben leer y de qué les sirve", afirma. Gran verdad.

Si os ha gustado la película, os recomiendo el libro porque en él tiene menos peso la relación con el cazador interpretado por Robert Redford y ganan protagonismo las impresiones de la baronesa Blixen sobre la tierra que la conquistó desde que tuvo una granja en África.

jueves, 16 de mayo de 2013

Alpha Blondy: El reggae africano tiene una cita en Madrid el 24 de mayo

Si te gusta el reggae, si estás enganchado a la música africana, si buscas mover el esqueleto de todas las maneras posibles... No puedes perderte el próximo concierto de Alpha Blondy en Madrid.

La actuación del marfileño formará parte de la cuarta edición del Festival África Vive, organizado por Casa África dentro de los actos de conmemoración del Día de Africa que se celebra la próxima semana. El último paso por Madrid del rey del reggae africano fue hace tres años, precisamente, el apoteósico Africa Vive 2010 en el Paraninfo de la Universidad Complutense ante 16.000 personas.



Las puertas de La Riviera se abrirán a las 20:00 horas el próximo 24 de mayo para este gran concierto en el que Alpha Blondy será el plato fuerte. Vendrá acompañado por su banda The Solar System y podremos disfrutar de su nuevo disco "Mystic Power" donde destacan una versión de “I shot the sheriff “de Bob Marley (J’ai tué le commisaire) y “Reconciliation”, una canción a dúo con Tiken Jah Fakoly que propugna la paz en Costa de Marfil después de la guerra civil de 2011.

El cantante y percusionista senegalés Sidy Samb intervendrá como telonero para presentar su último trabajo "Suñu" y el Dj Miguel Caamaño pinchará una sesión de música reggae y todas sus corrientes musicales adyacentes (soca, ragga, dub, dancehall…).

Las entradas ya están disponibles en Entradas.com, a un precio de 22 € más gastos.

Paper.li

Facebook Twitter