lunes, 27 de mayo de 2013

Cine y África III: Hotel Rwanda

Lo peor de cuando una película relata un drama terrible es cuando se trata de una historia basada en hechos reales. Es el caso de Hotel Rwanda, un intento de Hollywood por acercar el genocidio de Rwanda a nuestras pantallas. 


Paul Rusesabagina es el gerente del hotel de cinco estrellas Mille Collines, un establecimiento de lujo en Kigali, la capital de Ruanda, en un momento crítico para el país. La tensión racial entre hutus y tutsis llega a su culmen alentada por intereses políticos y deriva en un dramático genocidio que explota el día 6 de abril de 1994 tras el asesinato del presidente Juvénal Habyarimana. El resto es historia:

  • Más de 800.000 personas fueron asesinadas en pocos meses. Se cree que las víctimas llegaron al millón.
  • Casi una de cada cuatro mujeres que sobrevivieron al genocidio fue violada. 
  • Se cree que nacieron 5.000 niños fruto de esas violaciones, la mayor parte fueron asesinados.

Esta película es crítica con el papel de los medios de comunicación. Refleja la capacidad de influenciar a la opinión pública que tuvo la radio RTL denominando a los tutsis como cucarachas y animando a la población a exterminarlos. “Hay que talar los árboles altos”.

La presencia de los periodistas internacionales sirve de poco para evitar el conflicto. Mientras unos prefieren quedarse en el hotel y cubrir la información con imágenes de los refugiados que llegan hasta las puertas del establecimiento, otros optan por implicarse hasta el fondo y jugarse la vida para lograr capturar la magnitud de la tragedia. Sin embargo, y a pesar de las esperanzas de Rusesabagina ("Es nuestra única esperanza para que la gente decida intervenir. Cómo no van a intervenir después de ver estas imágenes") el reportero de la BBC lamenta que de poco servirá informar sobre los asesinatos. 


Y así lo reitera el coronel Olivier de la ONU: "Para nosotros sois una mierda. Todo en lo que tú crees, os consideran basura. Para nosotros no valéis nada. No van a quedarse, no van a poner fin a la matanza". Los extranjeros residentes en Ruanda sólo observan desde el autobús que les alejará del conflicto cómo los ruandeses suplican protección. E incluso les graban. Pero de poco sirvió la opinión de la comunidad internacional que se mantuvo al margen. ¿Por qué?

El caos se instala en el país y las organizaciones internacionales miran hacia otro lado. Sí, mientras los ruandeses pensaban que la presencia de cascos azules de la ONU, presentes en el país con motivo de la firma del tratado de paz entre hutus y tutsis, les garantizaría la seguridad, no fue así. Por tanto, además de un drama humano, una cuestión política. Poco más hace falta recordar. Una página de la historia reciente de África Central que aún no ha sido superada, puesto que los juicios a las personas implicadas en el genocidio aún se siguen desarrollando en Arusha (Tanzania) en el Tribunal Penal Internacional para Ruanda.

Curva demográfica de Ruanda 1961 - 2003, el genocidio y sus
consecuencias han marcado profundamente la evolución de la población

Actores consagrados encarnan a los personajes principales: Don Cheadle y Sophie Okonedo interpretan al matrimonio Rusesabagina, Nick Nolte a un oficial de la ONU y Joaquim Phoenix a uno de los reporteros que cubren el conflicto. Ausencia, como en tantas ocasiones, de rostros africanos entre los protagonistas, desconozco si había alguno entre los extras.

Hotel Rwanda se centra en la historia de Paul Rusesabagina cuyo valor y habilidad salvó la vida de 1.268 tutsis que desesperados recurrieron al único hutu en el que confiaban. Un personaje de carne y hueso que teme fundamentalmente por su familia ya que su esposa Tatiana es tutsi y corre peligro. Tras huir de Ruanda, el matrimonio vive en Bélgica desde donde han impulsado la Fundación Rusesabagina.

Paul y Tatiana Rusesabagina en un acto
de la película Hotel Rwanda

Este es el trailer en español, si os interesa no dejéis de verla. 

3 comentarios:

Os recomiendo la lectura del libro "Una temporada de machetes" de Jean Hatzfeld. Desde las confesiones de los genocidas. Durante 100 días, a razón de 6 personas por minuto, una violencia que segó la vida de casi 1.000.000 de personas. ¿Cómo pueden ocurrir actos así?. Los genocidas se comportaron como robots con unas rutinas. La comunidad internacional no hizo nada. Es historia reciente, ocurrió a la vuelta de la esquina.
Para reflexionar y mucho.
Gracias

Además de Hotel Rwuanda, otras pelis que tratan sobre aquel conflicto, y muy buenas, son Sometimes in April, y Shake hands with the devil. No dejeis de verlas!!

Hola @soniafq, me lo apunto para este verano. Además he visto que está disponible en las Bibliotecas Públicas de Madrid ;) Lo peor no es que algo así haya podido ocurrir (que ya es atroz) es que no somos capaces de evitarlo una segunda, tercera, cuarta vez...

Hola @baston, el otro día me hablaron de "Disparando perros", ya tengo dos más para la lista de Cine y África.

Gracias por vuestras aportaciones :)

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter