martes, 10 de febrero de 2015

#CineyÁfrica V: Timbuktu, un canto a la libertad y a la resistencia

Ella corre. Se agita. Sus piernas surcan el desierto como salva el delfin las olas del océano. Recurre como el resto de su especie a dar saltos que puedan despistar al depredador. Sólo es una gacela pero se esfuerza en escapar. La persigue un todoterreno con la tristemente famosa bandera negra del Estado Islámico.


Es una escena más, y no la más agitada, tomada de la película del mauritano Abderrahmane Sissako sobre la ciudad de Tombuctú durante 2012 y principios de 2013. Un largometraje sobre lo que ya sabemos que pasó: la primera lapidación en el norte de Malí, la imposición de la sharia y la prohibición de la música o el fútbol en el área ocupada por los tuareg asociados con los terroristas islamistas. Pero con una narración deliciosa, a pesar de lo amargo del menú.


Sissako conoce de cerca la historia. Nacido en Mauritania, poco después de su nacimiento la familia emigró a Malí, país de su padre, donde recibió la mayor parte de su educación. Aunque, asentado en Francia, el cineasta se ha desplazado a África para rodar esta película, si bien la inseguridad en Malí ha hecho más recomendable hacerlo en la vecina Mauritania.

En Timbuktu, los protagonistas son los africanos y su resistencia a la violencia de los fundamentalistas. Son los propios locales, y no el hermano mayor 'hombre blanco', quienes se convierten en la primera crítica de la violencia: "Se trata de usar la cabeza". Una sinfonía delicada, construida sobre el decorado del desierto y pinceladas de humor que hacen más digerible la rudeza de los hechos.

Con esta cinta políglota y coral, Sissako ha colocado a su país en un lugar importante de la historia del cine de África. Después de ser candidata en Cannes y otros festivales, se ha convertido en la décima vez que una película africana es nominada a los Óscar. Sólo falta que esta vez regrese a casa con el galardón. 

La actualidad sobre el yihadismo podría servirle para llamar la atención entre los demás títulos, pero sus principales argumentos son la belleza de sus imágenes, el realismo de la narrativa y la emotividad de las historias. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar rastro de tu paso en Africalandia.

Paper.li

Facebook Twitter